Diario de una vida

Mujer sin voz.

Mujer sin voz. Silencio es lo que me rodea, incapaz de pronunciar una sola palabra. Incapaz de mantener, de iniciar, de evocar una conversación. Estoy tan cerrada al mundo que el mundo se percata de mi enorme caparazón y ni intentan penetrar en él. Soy como una valla electrificada. La gente sabe que si intenta traspasarla lo más mínimo, sería peligroso. Pues conmigo es la misma situación, saben que doy calambre a la mínima intención de acercamiento y salen escaldados. Aunque mi intención es distinta, mis gestos, mi voz muestran lo contrario, aunque yo no quiera.

Me esfuerzo para parecer amable, quizás el problema sea ese que no debo esforzarme sino simplemente ser yo misma, pero no puedo ser. No puedo ser nada. Soy como un bloque de piedra que no va más allá.

Comentarios

hola lluvia! he leido tu blog y me ha chocado mucho xq yo tambien se que algo tan sencillo como deberia ser comunicarse con los demas puede ser todo un reto para algunos. yo hace tiempo q no lo consigo casi y por ese motivo opte hace una semana escasa por porempezar a navegar por internet.es otra forma de comunicacion no?

Casi transcribo el comentario anterior. Entré por curiosidad y te deseo lo mejor, todos lo necesitamos.

Hola Lluvia, Supongo que como todos, un día descubrí tu blog mientras buscaba otra cosa, no sé exactamente el qué. Lo cierto es que me atrajo y comencé a leer todos tus posts por orden de fecha, desde los más antiguos en 2006 hasta el último que publicaste este 6 de junio de 2010. Lo primero que me pregunté es como una persona con tantas carencias afectivas es capaz de escribir tan bien sobre sus sentimientos. Usas un lenguaje claro y directo, te haces entender muy bien. No me extraña nada que uno de tus sueños sea escribir un libro. Tu blog ya lo es. En tus entradas vas creando el deseo de saber más de ti, de descubrir quien eres. Al leerte vas trasmitiendo el deseo de conocerte y fomentas el deseo de ayudarte. No creo que ninguno de tus lectores te podamos ayudar con tus problemas. Pero supongo que te alegrara saber que somos muchos los que te seguimos y nos importas, y aunque sólo sea con las palabras me encantaría que recibieras ese abrazo que echas de menos algunas veces. Ojala estés pasando por una buena racha.

Añadir un Comentario: