Diario de una vida

Olor a sueño hecho realidad

Hoy cuando he ido a hacer una serie de recados, he pasado justo por un estante que contenían un libro. Un libro ganador del premio a la primera novela, y junto a él se encontraba su segundo, el finalista. No he podido resistirme a pararme enfrente de ese estante, y coger esas dos hermosuras recién salidas del horno entre mis manos. Olían a un sueño hecho realidad. En ese momento la emoción que me ha embargado creo que es indescriptible. Por un instante me imaginé que era yo. No he podido evitar al ver el nombre del escritor impreso en la portada, imaginar que esas letras en color plata no marcaban ese nombre sino el mío. Un escalofrío ha recorrido mi cuerpo. No he podido evitar sonreir. Solo que esa sonrisa ha sido una sonrisa a medias, al saber que ese jamás podrá ser mi sueño hecho realidad. Lo sé porque el miedo me invade y soy incapaz de escribir nada. En primer lugar porque tengo miedo "escénico" por así decirlo. Miedo a sentarme delante del ordenador y que no salga nada bueno.Y se que no saldrá nada bueno porque tengo la certeza de cuales son mis limitaciones a la hora de plasmar cualquier idea en un papel, cualquier sentimiento, cualquier descripción. Simplemente no transmito, no llego y mis palabras se quedan vacías, inertes en una hoja blanca que bien desea haber valido para contener una gran novela, pero que como yo se tendrá que resignar a ser mediocre en un mundo mediocre.

 

http://lluvia.blogdiario.com/img/pluma.jpg 

Comentarios

No hay ningún comentario

Añadir un Comentario: