Diario de una vida

Nada

No tengo ni un solo amigo/a. Cuando llega el final del día no tengo a nadie con quien hablar, ni con quien reír. En los momentos en los que quieres desconectar, no hay nadie a mi lado. No me puedo desahogar sino es a través de unos folios o a través de mis pensamientos. No voz, no palabras, solo silencio. Mi vida se ha marcado por el silencio y la soledad. Desde pequeña, decidí, no sé si sabiamente, no hablar, y por supuesto supongo que como consecuencia de ello, y de mi timidez, no tenia ni una sola amiga. Bajo las faldas de mi ama, ha pasado toda mi infancia. Solo que ahora, en mi perpetua adolescencia he cambiado esas faldas por la de mi  padre.

 

 

Pero mi vida sigue igual. Silencio, no porque no hable, sino por que no  tengo con quién, y soledad. Es un circulo vicioso, una cosa lleva a la otra. Así que resulta difícil salir de él.

 

Ahora que las cosas van mal en mi casa, noto más esa ausencia de amistad, de poder salir de este entorno enrarecido en el que vivo que es mi familia, y poder desengancharme por unos instantes de él, y desahogarme, o poder reir y olvidar. Ver que hay otras cosas en la vida que quitan importancia a las otras o te ayudan a aliviar tus problemas. Pero por ahora, eso para mí no es mas que una ilusión, un sueño o una utopía.

 

 

 

http://lluvia.blogdiario.com/img/gatoycerdo.jpg

Comentarios

No hay ningún comentario

Añadir un Comentario: